El sector inmobiliario en España tras la pandemia

Darya Homes en junio 26, 2020

La crisis sanitaria producida por el COVID-19 ha traído consigo consecuencias en todos los sectores de la economía. El mercado inmobiliario español siempre ha sido un indicador del estado de la economía general del país por lo que se ha visto repercutido, pero muy lejos de los efectos de crisis anteriores.

Se prevén recesiones, infinitamente más suaves que en 2008 ya que el contexto no es el mismo; habrá un cambio en la mentalidad que modificará los hábitos de compra; se impulsarán otras vías de financiación para el sector inmobiliario; cobrarán fuerza medidas de regularización; y cogerán confianza un nuevo grupo de inversores que verán su oportunidad en el contexto actual pero con vistas a futuro.

Consecuencias del COVID-19 en el mercado inmobiliario

En el ámbito de la “nueva normalidad” todo ha sufrido cambios, incluido el mercado inmobiliario español. Con la vuelta a la actividad regular se han observado ciertas consecuencias que ha dejado el paso del COVID-19.

En un primer momento habrá una crisis derivada de la pandemia mundial que perjudicará al real estate español pero hoy en día tanto el mercado inmobiliario como el financiero están más saneados. El endeudamiento de las familias es mejor ya que existe ahorro y las tasas de interés son de las más bajas de la historia. Traer al presente la crisis inmobiliaria de 2008 es un error, además, porque ahora el sector inmobiliario no está directamente relacionado con la crisis.

Luego, los nuevos compradoreshan modificado sus hábitos, ahora tienen más claro lo que quieren y lo que no cuando buscan un nuevo hogar. Las viviendas se solicita que tengan más luz natural, espacios al aire libre, más metros cuadrados en el interior de la residencia y ya no es tan importante situarse en el centro de la ciudades. El extrarradio de las grandes urbes está ganando protagonismo.

Por otra parte, en cuanto a la financiación del mercado inmobiliario español cogerán fuerza otras vías como las joint venture. Este vehículo financiero tiene carácter temporal entre los socios que la forman para un objetivo común, una operación comercial determinada. En Darya apostamos por este sistema ya que creamos con nuestro partner Eurazeo la joint venture Dazeo.

En cuanto a las nuevas propuestas para las medidas de regulación, diversas comunidades autónomas, entre las que se encuentra Madrid, promueven tras la pandemia agilizar trámites en la aprobación de licencias garantizando la seguridad jurídica. Entre ellas se encuentran eliminar la mayoría de las licencias urbanísticas sustituyéndolas por una declaración responsable. Las propuestas se basan en la confianza de liberar suelo.

Por último, nuevos y jóvenes inversores se lanzarán al mercado inmobiliario español yaque verán su oportunidad en el contexto actual pero con vistas a futuro. Los jóvenes compran más fácilmente tras una crisis a comparación de los inversores más mayores. No tienen referencias de pérdida y están bien informados y asesorados.

Evolución del mercado inmobiliario español

Ante el escenario actual, los distintos players inmobiliarios del mercado nacional han de tomar cartas para solventar los posibles retos que se les puedan plantear. El aumento del desempleo y la incertidumbre incrementarán el tiempo en la toma de decisiones de los compradores. Asimismo, las restricciones al crédito podrían ralentizar la compra de viviendas.

Sin embargo, este “parón” será solventado ya que una vez pasado el momento inicial, el ritmo del sector inmobiliario volverá poco a poco a su velocidad habitual (esperado para la segunda mitad del año).

Además, el área del sector residencial sigue inspirando confianza a los inversores en cuanto a ser una buena alternativa de ahorro. Por su recorrido, seguridad y la propia mentalidad del inversor nacional.

Por último, se estima que el sector de la vivienda de lujo mantendrá sus buenas perspectivas sin apenas alteraciones. Seguirá estable dentro de la situación de contracción generalizada. 

0 comments
Deja un comentario